jueves, 13 de abril de 2017

2 películas y una exposición

Buenos días,

¿Cómo os va? A mi bastante bien, no me quejo. Como habréis notado, este año estoy siendo un poco más activa en mi blog, quiero, por lo menos, escribir en el una vez al mes, para dejar constancia de mi vida aquí en Barcelona, que unos días estás bien...y otros... también, pero por diferentes razones.

En el curro pues voy tirando, pero sinceramente...aunque estoy bien, veo una injusticia tremenda hacia mi persona simplemente por tener un pequeño tatuaje inofensivo en la nuca: mientras que a todos les están haciendo poco a poco la formación a grupos. a mi y a otra chica (casualmente con tatuaje visible), nos han hecho socias vip de individuales... y algo me huele que pronto nos dirán "bye, bye y hasta otro ratito"





Si fuera así, me lo tomaría con calma, tengo muchas cosas pendientes por hacer y en Barcelona seguro que me sale algo mejor, algún puesto con vistas al futuro, bien pagado y que no me sienta discriminada por un tatuaje.

En el amor, por primera vez en la vida siento que me van bien las cosas, viviendo el día a día y disfrutando como nadie de nuestros ratitos a solas, que son geniales. Eso sí, espero en verano poder gozar más con el, que nuestros encuentros no sean tan breves, poder hacer locuras, besarnos en público, reír, divertirnos haciendo cosas varias. Me alegro de haberlo conocido.

Desde que estoy en Barcelona, siento que la vida me sonríe, tengo momentos de bajona, como todos, pero ante todo, tengo muchas ganas de seguir adelante, de vivir el momento y de dejar mis días oscuros atrás de una vez por todas.

Ahora... las recomendaciones:

La Bella y la Bestia: 

Tremenda, muy parecida a la película de dibujos animados que tanto nos ha hecho soñar con encontrar la belleza interior de las personas. Eso sí, perfecta no es. Para empezar, han obtado por mantener las canciones originales, esas que todos nos sabemos de memoria. A priori, puede parecer una buena elección, el problema viene a la hora de doblarla: no es lo mismo doblar los labios de unos dibujos animados que los de una persona...No hay que ser experto para darse cuenta de la descincronía.

Los protas tampoco son para echar cohetes: que queréis que os diga pero soy de las que piensa que Emma Watson está sobrevalorada como actiz, la veo bastante sosilla...Interpreta bien, pero no va más allá, no me hizo ver a esa Bella que tenía en mente. La bestia está bien, pero no es una bestia tampoco, más bien, un lobo tierno y cuando por fin (Spoiler Alert) se convierte en persona...tampoco aparece el príncipe que tenía en mente: vale sí, el actor que lo interpreta no está mal, de hecho, es muy guapo, pero muy "niño" a la vez.

Las mejores actuaciones las podemos encontrar en los secundarios: Luke Evans consigue meterse de lleno en la piel de Gaston y trasmitirnos esa desfachatez del original, cada vez que aparecía en pantalla podía ver claramente al Gaston de mi mente. No me atrevo mucho a hablar de Ewan y de Ian Mckellen, ya que sus personajes son mayormente animados y al verla en español, no puedo opinar de por ejemplo, el acento afrancesado de Lumiere, pero tratándose de dos grandes, seguro que están de diez, no me puedo esperar menos de ellos dos. Lo mismo me pasa con la Señora Potts, interpretada por Emma Thompson.

Crudo:

Película francesa y como muchas producidas en este país... es rara, aun así al tener un final entendible, me gusto, los nudos y todas las dudas que surgen a lo largo de la peli, se llegan a entender. Eso sí, para personas con estómagos fuertes ya que las escenas de canibalismo son frecuentes.

Titanic: The Reconstruction

Lo siento, pero a pesar de que adoro el Titanic y normalmente suelo animar a la gente a invertir en museos o exposiciones relacionadas con este buque... este no es el caso. Es mejor ahorrarse los 16€ e invertirlos en una buena cena o en cualquier otra cosa o simplemente, esperar a que Titanic: The Artifact Exposition vuelva a Barcelona, mucho más interesante y completa. The Reconstruction cuenta con el modelo a mayor escala jamas construido, un modelo que lo admito, es impresionante, hecho con esmero y con sumo detalle, no le falta nada,te puedes imaginar paseando por el barco, cenando el el Restaurante Parisien de primera, comiendo con los que saben de fiestas de verdad, relajándote en los baños turcos y durmiendo en las diferentes clases... El resto, cuatro cosas para que la exposición no sea solo una maqueta.

Aproveché y compre la entrada conjunta del Museo Marítimo y que queréis que os diga, solo para los amantes de los barquitos. El museo cuenta con tres exposiciones conjuntas y la única que merece la pena y la más interesante, es la de las carabelas, impresiona la réplica de la carabela real y los vídeos explicativos son a la vez interesantes y entretenidos.

Pues bueno, queridos lectores, estos son de momento mis recomendaciones, espero que nos volvamos a leer pronto.

martes, 21 de marzo de 2017

Crónica de un concierto esperado

Busted, esa banda que me volvía loca hace más de 17... cuando era toda una adolescente de hormonas alteradas, intentando encontrar mi lugar en el mundo... Ahora, año 2017, sigo sin saber cual es mi lugar en el mundo, supongo que es algo que nunca lo sabré, pero a mis 28 años puedo decir que soy una mujer con las ideas claras (o casi).  He tenido que esperar a ser mujer para poder hacer realidad uno de mis sueños adolescentes. Aquí la crónica:

Día de San Valentín o alrededores, un día cualquiera mirando facebook....pasando de largo los anuncios....BUSTED EN BARCELONA. Imposible, aquí son unos don nadies, fueron grandes hace mucho, pero... ¿cuántos saben que han vuelto? Para poder creerlo entro en la página de Doctor Music, encargado del concierto.  Precio, razonable...oferta 2x1 de San Valentin, perfecto, cojo la tarjeta y compro.

Día del concierto... a tope en el curro, por suerte, salgo antes, para así hacer un poco de cola y tener un lugar mejor. Llego al lugar y unas 15 personas esperando, increíble, perfecto. Hablo con unas con otras, espero, nervios a flor de pie, ganas inmensas de ver a una de esas bandas que tan buenos momentos me ha hecho pasar. Hacia las 19 llega la afortunada de quedarse con la otra entrada que había comprado. A las 20 abren puertas y adentro que vamos. Llego a la sala y apenas está ocupada la primera fila, perfecto, elijo el lugar que siempre he querido: justo delante de la esquina de James. 20:30, salen los teloneros, típico grupo con canciones comerciales para adolescentes... Por suerte, la mayoría en la sala rozamos la 30 y ya no estamos para aguantar a niñatos, se hace el silencio, queremos ver a Busted. A las 21.30, puntuales, se apagan las luces y empieza el griterío, pero increíble, nada de abalancha... segundos después, suenan los primeros acordes de Air Hostess, increíble, han decidido abrir el concierto con unas de sus canciones más cañeras y conocidas. Empieza la locura. Empiezo a dejarme llevar por su música, sus canciones, sus almas. Sin darme cuenta he regresado a mi años adolescentes, la Malen mujer ha desaparecido para que aparezca la adolescente. El concierto transcurre, canción cañera tras canción cañera, ya que incluso las baladas suenan cañeras con tres guitarras. Busted consigue fusionarse con su público, han sabido organizar bien la playlist mezclando las poco conocidas del nuevo disco con los bombazos de sus primeros discos. Una hora y media después y con la misma energía que al principio, deciden terminan por todo lo alto con Year 3000, la original, la de ellos, la que mola.

Me lo pasé genial, saltando, bailando, gritando, cantando y sobre todo, viendo a James (y a los otros dos también). James es el típico niño bueno dulce, descoordinado, que está a su bola en su mundo y es feliz. Charlie, el líder, la voz. Matt, el alma de la fiesta. Apunte final, me encanto la sencillez del vestuario de James en comparación a la de sus compañeros: mientras que el iba de lo más normal con una camiseta blanca, unos pantalones cortos grises sencillos y unas deportivas, sus compañeros sus compañeros eligieron un vestuario más elegante. Esos son mis niños, sencillos, cercanos, diferentes y cañeros.

Gracias Busted, por semejante concierto. Hacía mucho que no me dejaba llevar, que no sudaba tanto.

PD: Gracias Nuria por acompañarme y conseguirme la púa de mi querido James.



lunes, 27 de febrero de 2017

Oscars 2017

Buenas, ¿qué tal va todo? De nuevo vuelvo a ustedes, pero estaba vez, no es para hablar sobre mi o poneros al día sobre mis idas y venidas, no; esta entrada la quiero dedicar completa y exclusivamente a los Oscars de este año presentados por Jimmy Kimmel (el Buenafuente de los Estadounidenses).
Empecemos pues desde el principio con la Alfombra Roja y comentado los vestidos:

Las peores vestidas han sido unas cuantas, muchas de ellas “desconocidas”, entre las conocidas Dakota Johnson (por lo que se ve, ni es buena actriz ni es buena eligiendo modelitos), Scarlett Johanson  y Charlize Theron (vestidos demasiado despampanantes, con efecto “mesa-camilla”, que en vez de realzar sus estupendas figuras, les añaden kilos de más), Salma Hayek  (look demasiado “princesa gótica” para una gala de los Oscars), Jessica Biel (demasiado recargada) y Felicity Jones (demasiado sencilla).

Ahora llega el turno de esas que sí han acertado,, como las mejor actrices de este año Emma Stone, que estaba espectacular con su vestido estilo Gatsby y Viola Davis, vestida con un elegante vestido rojo. Brie Larsson, la mejor actriz principal del año pasado, este año, con su estupendo vestido negro, se encuentra, sin lugar a dudas, entre las más elegantes.  Nicole Kidman, que normalmente suele estar entre las peores vestidas, este año gracias a ese vestido nude diseñado por Armani,  ha dado en el clavo para estar entre las mejores.  El siguiente look que me gustaría comentar es el la actriz Halle Berry, ya que a mi parecer estaba muy original, tanto vestida como peinada y no creo que se merezca estar entre las peores, por eso yo, a favor de esos looks originales, la pongo en mi lista de mejores. Mención especial al vestido de Alicia Vikander.

Una vez mencionado los looks de ellas (puesto que ellos casi todos van iguales, quitando alguno que otro con unas deportivas estilo Mcfly o con el albornoz de estar por casa), toca mencionar la gala y los ganadores.

El presentador elegido para presentar los premios de este año ha sido Jimmy Kimmel, que ha estado correcto y en su salsa, mencionando a Trump cuando se debía y con un monologo inicial muy bueno.  Cabe destacar el momento de los turistas que no sabían dónde estaban y que al ver el panorama, no han perdido el tiempo y se han sacado fotos con todos los que podían (gag típico del programa de Kimmel).

La mejor película de este año, Moonlight, ha sido anunciada después de un error garrafal, os recomiendo ver el video, pues no tiene desperdicio. 

La estatuilla ha mejor actor se la ha llevado Casey Affleck , que ya ha demostrado su talento en unas cuantas películas. El resto de los ganadores que voy a mencionar (no mencionaré todas las categorías, pues no me he visto la mayoría de las pelis) estaban claros. Como la mejor actriz principal (Emma Stone), a pesar de estar nominada junto a Natalie Portam  o el mejor actor secundario de este año , Mahersala Ali (Moonlight), que por cierto,  me hubiera gustado que la estatuilla fuera a manos de Dev Patel, pero que se le va a hacer;  la mejor actriz secundaria (Viola Davis) también estaba clara.  Una de las ganadoras que más me ha sorprendido este año ha sido la mejor película de habla no inglesa, pues se la ha llevado la iranesa “The Salesman”, cuando la favorita era la danesa “Land of Mine”.

“La, La, Land”, la favorita de este año, solo ha sido capaz de llevarse 6 estatuillas, de 14 a las que optaba: director, actriz, dirección de fotografía (merecido pues el toque de años 50 de la película es espectacular), banda sonora y canción (como mencioné en mi anterior entrada, es una de esas banda sonoras para cualquier momento, de esas que no aburren, de esas que te las pones en repeat) y diseño de producción. 

Bueno, colegas, este ha sido mi resumen de los Oscars de este año, nos vemos en mi próxima entrada, prometo no tardar. 





sábado, 25 de febrero de 2017

DIAS DE CINE O MANERAS DE PASAR LAS TARDES


Buenos días,

¿Qué tal? ¿Cómo os va? A mí la verdad que bastante bien, no me quejo, tengo todo lo que necesito: salud, dinero y amor, ¿qué más se puede pedir? 

Salud: El otro día fui a hacerme un chequeo general por parte de la empresa y aunque aún me quedan por saber los resultados de la analítica que, saldrán en unos diez días,  por el resto me dijeron que todo estaba bien.

Dinero: Sigo trabajando donde las audioguías de la Sagrada Familia, cosa que me garantiza una pizca de dinero a final de mes.

Amor: Se puede resumir en que tengo toda la vida social que necesito. Mis compis de trabajo son mis amigos y se que siempre puedo contar con alguno para algunas birras o lo que sea. Además, tengo a mi grupo de catalanes, con los que también hago cosas.  Además, tengo otro tipo de amor, más carnal, más físico. Un amor que hace que se me suba la autoestima y las endorfinas, en fin, un amor que hace que me guste mi cuerpo.

Dicho esto, ahora me gustaría aprovechar esta entrada para comentar las últimas pelis que he visto.

T2 Trainspotting:

Recién estrenada, no he perdido el tiempo y ya la tengo vista.  Para los amantes de la primera, ya que la estética es la misma. T2 cuenta con esa fotografía mezclada con una banda sonora estupenda igual que la primera. De la misma manera que los guiños a la primera son constantes: desde imágenes de T1 hasta el famoso discurso modificado pasando por las canciones más icónicas. Mencionar que en caso de querer verla en original, al contrario que la primera, en esta los subtítulos sobran, ya que el acento escocés de Edimburgo está bastante suavizado, excepto en el personaje de Franco o Bedgie (puede que por que el actor que lo interpreta también tiene acento fuerte).

La, La Land:

¿Qué puedo decir de ella que no se haya dicho ya? Pues que como parece que a todo el mundo le 
gusta, fui al cine deseando encontrarle algo que pudiera criticar, algo, pero misión imposible, salí totalmente enamorada de ella del cine. Su estética es fenomenal, los colores de la fotografía están muy bien conseguidos, dando ese toque de película de los años 50.  La banda sonora también es muy bonita, de esas que te dan ganas de ponértela a todas horas. Puede que la historia sea insulsa, pero el resto es genial. De los 14 Oscars a los que opta, fácil ganará 8.  Ya veremos qué pasa.

Split:


Una de las mejores películas que he visto últimamente. El ritmo de la peli no aburre y las sorpresas son constantes, más que nada, porque nunca sabes quién aparecerá.  El actor escocés que interpreta al personaje principal, el magnífico, James McAavoy, se las apaña para que no nos perdamos en ninguna de las 23 personalidades. Por lo tanto, puedo decir que supera con creces el reto. El final es de traca. 

viernes, 6 de enero de 2017

2016-2017, o un año lleno de sorpresas

Bueno, pues vuelvo de nuevo a vosotros, mis queridos lectores. Mucho ha pasado desde la última vez que me puse en contacto con ustedes. Quiero aprovechar esta entrada de año nuevo para poneros al día sobre mis días en la maravillosa ciudad de Barna y de paso hacer un resumen del año que acaba de terminar.

Empecemos... Nunca sabes lo que un año te va a deparar. Para algunas personas será lo peor o lo que a priori parece lo peor, por qué incluso dentro de lo peor, siempre hay algo bueno. Para otras un año lleno de felicidad y alegría. Yo, estoy entre las segundas, esperanzada por este año que acaba de empezar.

Hace un año, tenía que pedirles a mis queridos papis que me metieran un poco de dinero extra si quería ver a tal artista. Hace un año, mi mayor lujo eras comprarme unas cervezas que no fueran xibeca. Hace un año, compartía piso. Hace un año apenas tenía amigos y vida social.

Todo esto cambio hace unos pocos meses, cuando comencé a trabajar como azafata de audioguías de la Sagrada Familia. Un trabajo duro, pero gratificante, donde comparto mis horas y esfuerzo con gente maravillosa y donde al final de mes me llega para unas cervezas de las buenas, una camiseta, para ver ese espectáculo tan chulo o para ir al cine.

Pero no todo en esta vida es dinero. ¿De qué sirve tener pasta si no tienes con quien compartirlo? Pues yo lo tengo. No solo sé que puedo contar con mis compis de curro, si no, que a hoy por hoy, puedo decir que tengo mi grupo de amigos, entre los que se encuentra una persona muy especial, con un sueño muy loco, pero que sé que lo conseguirá, igual que se que yo haré realidad él mío (luego os cuento). Entre mis compis de curro también se encuentra una persona que estimo mucho y que deseo con todas mis fuerzas que sea feliz, por qué se lo merece. Es de los buenos, de esa especie que parece que esta al borde de la extinción.

En el amor también me va bastante bien. Por primera vez no me veo como la solterona amante de los gatos. Amantes de los gatos, sí, pero no solterona. Soltera, sigo, pero parece que hay alguien especial. No sé que es lo que hay entre nosotros dos, tampoco quiero saberlo, no todo en esta vida tiene nombre. Yo solo se que hay mucha química entre nosotros dos y que nuestros encuentros son brutales y que con él soy verdaderamente yo.

Pues ya veis lo que he conseguido en un año: un piso enterito para mi, amigos, gente especial, trabajo, dinero para mis cosillas. Imposible no tener ganas de vivir este 2017.

Venga, amigos, espero que vuestro año haya sido por lo menos igual de bueno que el mio y brindemos por un 2017 mejor.





lunes, 19 de septiembre de 2016

Historia de una Relación


Hace días escribí una entrada sobre las numerosas relaciones sentimentales que existen. Hoy quiero profundizar en una de ellas, la que más me gusta, con la que más disfruto, con la que mejor me lo paso.
Mi historia empieza hace unos cuantos años ya, allá un 4 de junio de 1988. Ese día no sabía qué me depararía la vida, a quién conocería, a quién amaría o en dónde viviría. MIs primeros años los pasé felices, en los brazos de mis padres.
Por entonces, lo único que sabía era que me gustaba hacer el payaso y ser chupacámaras (sí, yo, que ahora casi no me gusta ni salir en las fotos;  lo que es la vida, ¿eh?).
Fui avanzando en la vida, sin saber muy bien todavía cuál era mi lugar en el mundo. A finales de los 90 es cuando mi personalidad, mis gustos, se empezaron a formar. Descubrí la música de los Backstreet Boys y las actuaciones de Leonardo Dicaprio; personas que a día de hoy, siguen siendo una parte importante de mi vida.
Con la entrada del nuevo milenio, los Back decidieron sacar un disco denominado, como no, "Millenium" . Dicho disco, contenía una canción titulada "The Perfect Fan". Fue gracias a querer entender esa canción y a mis ídolos, que decidí ponerme las pilas con el inglés. Fueron los cimientos de la Malen traductora.
Los años pasaron y llegó la adolescencia. Esa época turbia en la que te miras al espejo y no te encuentras. Esa época en la que te preguntas: ¿Por qué tengo que tener el pelo rubio y los ojos azules? ¿Por qué no soy como los demás? ¿Por qué a nadie le gustan mis propuestas? ¿Por qué no hay nadie que le guste lo mismo que a ? ¿Por qué soy tan rara?
Efectivamente, todas estas preguntas mataron a la Malen extrovertida y sin vergüenza y metieron a la nueva Malen, tímida e introvertida, en un pozo que no parecía tener fin. Fui cayendo y cayendo, hasta que di con un movimiento que parecía ayudarme. Sí, amigos, aquí donde me veis tan sencilla y simple, yo fui parte de esa tropa llamada "Emo". Me teñí de negro el pelo, me llené de calaveras y empecé a encontrar mi lugar en el mundo. Empezaba a ser feliz dentro de mi túnel.
Avanzamos unos años y llegamos al 2005, año que conocí al hombre que más me marcaría. Un tipo con gafas, sencillo, que consiguió hacerse un hueco en la tele y en el corazón, que nunca más abandonaría. Ese tipo me hizo ver que las personas con gafas no somos ni unos gafotas ni unos cuatro-ojos y que hasta la tele tiene hueco para nosotros. Lo admiraba, lo quería y lo idolatraba. No me perdía nunca su programa, a pesar de que yo por aquel entonces me consideraba apolítica y que sus reportajes fueran la mayoría de contenido político.
Dos años después, conseguí entrar en la universidad y mientras que para la mayoría estos son los mejores años de su vida, para mi fueron los peores. El túnel parecía hacerse cada vez más profundo y oscuro. Me sentía cada vez más incomprendida y más rara y, para colmo, ese chico que me daba luz desapareció de mi vida con la cancelación de su programa. Fueron años muy malos, en los que lloraba más que reía, pero sabía que tan solo se trataba de una época mala y con el fin de los estudios conseguiría salir del túnel.
La salida del túnel vino acompañada, como no,  de la reaparición de mi chico en la tele y en mi vida. Yo estaba acabando mis estudios y el estrenaba nuevo programa. Un programa callejero por toda España. Es entonces cuando me dije que lo tenía que conocer, verle, tocarle, hablar con él. Dicho y hecho, el programa vino a Pamplona y yo fui a él. La emoción que sentí al verle es indescriptible. Me saqué una foto con él, hablamos un rato y comencé una tradición sigo manteniendo: darle un pequeño regalito, un detalle, por todo lo que,  sin saberlo,  ha hecho y sigue haciendo por mí. Me despedí de él, sin saber que nuestros caminos volvería a juntarse.
Acabé mis estudios y con mi marcha a Edimburgo conseguí salir definitivamente del túnel. Decidí desconectar de todo, incluso de él, y empezar de cero, en un nuevo país y con nuevas amistades. Un año y medio de mi vida que nunca lo olvidaré. Desgraciadamente, la vida fuera es dura,  yo me ablandé y decidí volver, a pesar de saber de que si volvía podría volver al túnel de nuevo. Pero me sentía animada, positiva y con fuerzas, podía enfrentarme al túnel y no caer en él.
Mis primeros meses de vuelta en casa fueron duros, con el túnel siempre acechándome. Afortunadamente, Barcelona me estaba esperando y con ella, él. Volví y volví a conectar con España y con él. Poco tiempo necesité para enterarme de que ahora estaba en un programa nuevo que se grababa en Barcelona. Además, el destino quiso que ambos estrenáramos algo en esta hermosa ciudad: él, obra propia y yo, etapa nueva.
Con el estreno de su obra, conseguí hacer realidad otro de mis sueños: verle haciendo lo que mejor se le da hacer, actuar. Conseguí verlo en su salsa y disfruté y reí como nunca. A la salida de la obra quise esperarlo, pero ni tenía ganas ni traía regalo y me marché (sabía que lo volvería a ver).
Efectivamente, gracias a que mi madre me compró  una entrada para el estreno de esta obra en un nuevo teatro conseguí verlo de nuevo. Esta vez, decidí quedarme, a pesar de que tampoco traía nada para él (cosa que me arrepiento, pues fue un encuentro memorable y con regalo podía haber sido aun más memorable si cabe).
No si él se acordaría de nuestro primer encuentro o simplemente decidió saludarme por cortesía (algo me dice que se acordaba de mí). Bueno, pues no solo me saludó, sino que también estuvo hablando conmigo tan largo como mis nervios le permitieron. Sí, fueron mis nervios los que pusieron fin a nuestra conversación. Pero bueno, otro sueño conseguido: mantener una conversación con él.
Estaba claro que la cosa no iba a acabar así y en un fin de semana malo, decidí apuntarme para ir de público a su programa. Los de Getsmusic Público me llamaron y junto a una amiga, ahí que me planté. Es cuando le escuché decir mi nombre por primera vez y admitir que me conocía, que sabía quién era. Mis esfuerzos habían  merecido la pena.  Mi chico me reconocía.
Nuestros caminos seguían juntos, pero la 1ª temporada de su obra estaba llegando a su fin y, aunque se sabía que volverían con una segunda, como en el teatro nunca se sabe, decidí comprar un par de entradas para el último día y despedirme de él hasta septiembre. Al tratarse del último día y como le tocaba recoger el poco decorado de su obra, nuestro encuentro fue bastante fugaz. Le di el regalo, nos sacamos la foto, me dijo que no volviera a pagar por su obra y poco más. Adiós y hasta septiembre.
Septiembre llegó y con él, el estreno de la segunda temporada. Decidí volver a pagar y volver a verle. Tenía que ver la segunda temporada, ver los pequeños cambios de la obra.
No compré entrada para el estreno, pues me parecía demasiado obvio y compré entrada para el finde pasado, para el 17 de septiembre. ¡Vaya noche!
1º, me quiero sincerar y decir que los cambios, para , no han sido para bien. No , las otras veces salí con mejor sabor de boca, el final me parecía más apoteósico y tenía la sensación de reírme más y más a gusto. También tengo que decir que una cosa que han añadido es de lo más entrañable y la que más me ha gustado de la obra: la parte del mimo en uno de los gags.  Han hecho bien en ponerla.
Ahora... nuestro encuentro. Para sorpresa mía, ahora cuando sales, ellos son los que están esperando al público y no al revés como antes. Cosa que tampoco la considero un acierto, pues parecen monos de feria, todos queriendo sacarse una foto con ellos ya que están allí, cuando antes solo los más seguidores esperaban. Eran fotos más auténticas. Bueno, pues mi amiga y yo decidimos esperar, total, él ya me conocía y estaba claro que no se marcharía sin saludarme, sin saludar su fan fiel. Bueno, pues entre foto y foto, me vio y me hizo un gesto como diciendo "espera" o "cuando acabe, voy". Esperé y efectivamente, él vino a . Estuvimos hablando un rato sobre la obra, le di el regaló, que le encantó, y volvió a decirme que no quería que pagara por su obra, que ya he hecho suficiente, que ni hablar. Le dije que después de asistir a la 1ªtemporada, tenía que ir a la segunda y él lo entendió. Me dijo que eso era verdad, pero siguió con lo suyo. Y es entonces, gracias a mi amiga, que aclaró sus palabras: "Yo te consigo las entradas". Mi cara fue de poker. ¿Me estaba invitando a su obra? ¿Uno de los dos actores y chico importante en mi vida, me estaba invitando a mí, una chica de pueblo a su obra? Para aclarar mis dudas, le pregunté si iba en serio, pues él es muy de la broma y parece que iba en serio: "Escríbeme por tuiter y te consigo entradas". Nos despedimos con un par de besos para vernos tan solo unos 10 minutos después a la salida del teatro, mientras mi amiga esperaba al taxi. Nos sacamos la foto de rigor y cada uno por su lado, pero con la promesa de entradas a su cuenta.
Y bueno, ésta es la historia de una mis relaciones más importantes. Gracias Juanra por hacer tanto por mí sin ni siquiera saberlo. Gracias a todas las personas que me han ayudado a salir del túnel a alejarlo tanto, que ahora ya ni lo veo. Gracias a mis padres, amigos, familia y resto de personas que han compartido alguna época de mi vida, buena o mala. Todo ello me ha llevado a conseguir entradas gratis, a ser feliz y pensar que a lo mejor nuestros caminos nunca se separan. Yo soy feliz siendo su fan y él es feliz siendo mi ídolo, siento que le gusta tenerme cerca, que en cierta forma, yo, con mi presencia, también le hago feliz y eso es un orgullo increíble.

Adiós y hasta la próxima entrada.

lunes, 7 de marzo de 2016

Oscars Night 2016

"And the Oscar goes to...Leonardo DiCaprio!" Congratulations, Leo, zorionak, merezi duzu, te lo mereces.

Sí, por fin se hizo justucia y Leo pudo llevarse la ansiada estatuilla a casa. El "pobre" (por qué de pobre no tiene nada) ha necesitado seis nominacios para conseguirlo, pero ya tiene su Oscar en su repisa. Otros, han necesitado mucho más, pero también se hizo justicia con otra persona una persona que sin ella, las películas estarían desnudas. Me refiero al gran Ennio Morricone, que a sus 87 años y con tan solo un Oscar honorífico, por fín ha conseguido él también la ansiada estatuilla. Dos casos de increibles talentos que no lo han tenido fácil. Resulta increible que con las hermonas bandas sonoras compuestas por Ennio y con las increibles interpretaciones de Leo, ninguno de ellos tuviera hasta ahora una estatuilla en sus manos. Pero bueno, ya la tienen, ahora les tocará concentrarse y conseguir al segunda y la tercera....Qué no se queden solo con una.

Otros ganadores de la noche incluyen a la recién estrenadas Brie Larsson (actriz principal) y Alicia Vikander (secundaria). La primera por la increible historia "Room" sobre una chica a la que tienen escondida en una pequeña habitación junto a su hijo y la segunda por "La Chica Danesa", sobre Lilly Elbe, una de las primeras en ser operadas de cambio de sexo. Ambas películas son totalmente recomendables, tienen una belleza especial, son historias que te llegan al alma.El premio para actor secundario fue para Mark Ryalance, actor británico también bastante desconocido que hico una gran actuación en la película "El Puente de los Espias". Esta peli también se puede ver, pero no espereís gran cosa, a pesar de estar interpretada por Tom Hanks y dirijida por Spielberg, es pasable, de esas que te pones un domingo a la tarde, junto a tu té y tu mantita. La mejor película del año, según los Oscars es "Spotlight". Yo la he visto y está bien, pero no para ser nombrada mejor película, por ha habido mejores...Pero supongo que una peli que trata sobre la investigación de pederastía en la iglesa por parte de unos cuantos periodistas se merece que se tenga en cuenta y supongo que el Oscars va por el mensaje políticamente correcto que lleva dentro la peli.

Momentos para recordar de la gala. Pues que Chris Rock al ser negro y al saber que estos Oscars eran "blancos", lo tenía bastante díficil, pero salió airoso, estuvo en su salsa, entretenido y correcto. Muy bien por él. Otro fue cuando la ganadora a mejor vestuario por Mad Max subió a escena a recoger su premio no fuera aplaudida por numeros miembros de que estaban en las primeras filas del teatro. Es verdad que el vestuario que llevaba chocaba con los esmoquines y vestidos preciosos, pero eso no la hace menos meritoria de unos aplausos, Cada uno es libre de vestir como quiera y a pesar de que el código sea de etiqueta, puede que para ella etiqueta no sea ir con falda o vestido, si no ir con unos pantalones y una super chaqueta de cuero, que por cierto, ole ella. Yo la aplaudiría por romper con las reglas, por valiente. Tengo que mencionar también la increible sorpresa que fue que Mad Max se llevara todas las estatuillas técnicas.

Y ahora que he empezado a hablar de vestuarios no puedo acabar mi entrada sin mencionar a las mejores y peores vestidas. Entre las mejores estarían sin lugar a dudas Alicia Vikander, Jullianne Moore y Brie Larson, todas ellas con mágnificos vestidos. Sofia Vergara, conocida por su delantera, también acertó con el vestido. Y bueno, aunque me duela, por que es una actriz que suele acertar, la noche de los Oscars no fue su noche y eso empezado con el vestuario. Me refiero a Kate Winslet, que parecía como se ha dicho, un saco de basura. Elegante, lo que se dice elegante, no hiba. Pero bueno, tiene todo un año para pensar en ello y saber que tipo de vestido le conviene llevar a una gala así. Y hablando de ella, el momento Titanic en la alfombra roja y el momento lagrimas de cristas cuando Leo subio al escenario fueron del todo entrañables.

Espero que os haya gustado este breve resumen sobre los Oscars de este año. Nos vemos en mi próxima entrada.

Saludos.